lunes, 15 de mayo de 2017

ALEPO, CARNE DE CAÑÓN

Consagrada a la Virgen de Fátima  




Alepo es consagrada a la Virgen de Fátima coincidiendo con la peregrinación el 12 y 13 de mayo de 2017 del papa Francisco a ese santuario mariano portugués por celebrar el centenario de las apariciones de la Virgen a los 3 pastorcitos y canonizar a dos de ellos, los niños Francisco y Jacinta.


Alepo era en este nuevo siglo XXI la ciudad más poblada de Siria, por encima incluso de la eterna capital, Damasco y es una de las poblaciones representativas de los graves conflictos bélicos y sociales que hay ahora en Oriente Medio. Es una ciudad devastada por el conflicto que estalló en julio de 2012 por el terrorismo de los yihadistas del EI (Estado Islámico) -en árabe Daesh-, con milicias de super extremistas musulmanes. En 2013 fueron destruidas y quemadas varias grandes bibliotecas que contenían miles de documentos. Esas fieras terroristas –los yihadistas-, por donde pasan, van destruyendo personas y monumentos por muy antiguos y significativos que hayan sido en la historia.

Pero lo de hoy no es novedoso pues tanto Alepo como la nación entera (Siria) ha sido carne de cañón durante los pasados XXI siglos. Precisamente fue por donde empezó la expansión del cristianismo, destinado al mundo entero.

        Silas o Silvano, colaborador de san Pablo, fue mártir. Fue quien llevó las decisiones del Concilio de Jerusalén a las comunidades cristianas de Antioquía, Siria y Cilicia como recordó Benedicto XVI en la catequesis del miércoles 31-I-07.
        Ananías. Una tradición dudosa dice que era uno de los 72 discípulos del Señor y que, tras la lapidación de Esteban, huyó a Damasco, la capital de Siria, donde bautizó a Saulo y fue allí apedreado por judíos y gentiles.
        Aniceto, papa sirio, mártir en 153 ó 166, el 12º sucesor de san Pedro.
        Sergio I (+701), oriundo de Siria, fue papa en 687 con la presencia de dos antipapas.

El número de mártires sirios o en Siria es incontable:
        Pablo, Cirilo, Eugenio y otros cuatro, son mártires en Antioquía de Siria.
        Corona y Víctor, mártires en Siria en tiempos del emperador Antonino Pío (138-161). Corona fue descuartizada habiendo sido testigo del martirio del militar Víctor al que animaba antes de ser decapitado.
        Trófimo y Talo, hermanos, mártires en Laodicea de Siria (s III).
        Bernica, Prosdoca y Domnina, familia siria, mártir con Diocleciano. Domnina es madre de ambas que huyeron de Antioquía por la persecución pero el marido las denunció.
san Cristóbal
       Cristóbal, famoso patrono de los conductores y viandantes, es mártir sirio en el s III. Las leyendas oriental y occidental cuentan que fue bautizado en Antioquia de Siria.
        Dróside, Zósimo y Teodoro, mártires en Antioquia de Siria (s III-IV). Juan Crisóstomo dice que ella fue quemada viva.
        Bábilas, obispo de Antioquia de Siria, mártir en 250 con Decio. También padecieron sus discípulos Urbano, Prilidiano y Epolonio, jóvenes catecúmenos. Juan Crisóstomo tiene varias homilías a él dedicadas.
        Silvano, mártir en 235/238; era obispo de Emesa (Siria) durante 40 años y fue echado a las fieras, junto con el diácono Lucas y el lector Mocio, persas.
        Sergio (notario imperial) y Baco (su segundo), laicos, mártires en Siria quizá con Maximiano en 300 o con Galerio en 309; no se pueden dar por históricos los detalles de su passio.
        Gurias y Samona, mártires en Edesa de Siria con Diocleciano en 305.
        Atenodoro, mártir en Siria en el 304. Ante el prefecto Eleusio, el verdugo resbaló y no pudo matarlo pero nadie se atrevía a hacerlo; Atenodoro siguió en oración y murió.
        Julián, médico, mártir en Emesa (Siria) en 312 con Majencio.
        Juventino y Máximino, oficiales del ejército romano, mártires en Antioquia de Siria en 363 con Juliano “el apóstata”. Máximo era guarda espaldas de Juliano.
        Marcelo, obispo de Apamea (Siria), mártir en 389, chipriota, elegido obispo cuando era magistrado. Martirizado por paganos enfurecidos por destruir un templo a Júpiter, siguiendo los decretos de Teodosio.
        Antolín, picapedrero, mártir en Apamea (Siria) en el s IV, joven de 20 años. Se le confunde o quizá sea el mismo patrón de Palencia, el obispo de Arlés.

A parte del listado inacabable de mártires, también hay un listado de nunca acabar de santos sirios (pocas santas) que no murieron cruentamente.
        Simeón “salos” (s IV), labrador y ermitaño en Edesa, Siria. Patrono de los titiriteros, apodado “salos” que en sirio es “el loco” por su voluntaria actitud de humildad. Hay otro Simeón, uno de los seis "locos de Cristo" que veneran los ortodoxos junto con Procopio de Ustiug el 8 julio.
        Eustaquio o Eustacio (+338), obispo de Antioquia que murió desterrado por los arrianos en tiempos de Constancio en Trajanópolis, Tracia (Bulgaria). Antes de Antioquía fue obispo de Alepo (Berea de Siria).
        Afraates (+350), obispo sirio llamado el "sabio persa", que se dedicó sin reservas a evangelizar su país. Benedicto XVI habló de él (Aud Gral 21-XI-07) como exponente de ese otro cristianismo, desconocido para Occidente:
        Marón (+410), ermitaño sirio, Patrono del Líbano, sacerdote solitario en las montañas del Tauro en la región de Apamea de Siria. Acudían muchos fieles y se rodeó de muchos discípulos que dieron pie a los monjes y a la iglesia maronita. Benedicto XVI en febrero de 2011 bendijo su estatua colocada en un nicho del exterior de la Basílica de san Pedro con motivo del 1600 aniv de su muerte.
san Alejo
       Alejo (+417 con 67 años) Romano de ilustre familia de senadores, que cuando con 20 años  iba a casarse con una chica adinerada y piadosa, en la noche de bodas huyó de Roma a Siria donde estuvo 17 años viviendo como mendigo. Cuando fue descubierta su origen familiar, cuenta una tradición, que por miedo a recibir honores (se le llamaba el hombre de Dios) regresó a Roma donde vivió debajo de la escalera de casa de sus padres quienes no le reconocieron hasta que se dio a conocer y le ayudaron a bien morir.
        Marutas (+420 con 95 años), obispo de Maiferkat, Siria, amigo de san Juan Crisóstomo.
        Jerónimo (+420 con 72 años), monje, el traductor al latín de la Biblia griega –conocida como la vulgata- por encargo del papa san Dámaso y siendo sacerdote en Antioquia, ese papa le llamó a Roma para asistirle en un Sínodo. Aguantó 4 años en Roma (382-386) y, cansado y hastiado de tanta tibieza, se fue a Belén a retirarse y estudiar en una gruta, donde estuvo los últimos 34 años.
        Alejandro “el acemeta” (+430 con 80 años) griego convertido cuando era provincial de Constantinopla; a los 30 años se hizo anacoreta en Siria y luego cenobita fundando en Mesopotamia comunidades “acemetas”, así llamados porque parece que no dormían, se turnaban día y noche para que siempre hubiera alguno(s) cantando salmos e himnos.
        Macedonio (+430 nonagenario), anacoreta de Siria, eremita durante 70 años cerca de Antioquia, llamado el “critófago” por comer cebada.
        Jacobo “el doctor” (+521 con 70 años), obispo de Bathnan-Sarug en la Turquía asiática de Qurtam, junto al Éufrates. Como a san Efrén, se le tiene por doctor y columna de la iglesia siria.
        Marana y Cyra, hermanas, eremitas en Berea (Alepo). Guardaban silencio absoluto y sólo salieron de ahí dos veces en su vida.
        Anastasio “el sinaíta” (+678 con 68 años), eremita en Siria y Egipto y luego monje en santa Catalina del Monte Sinaí donde fue hegúmeno de muchos monjes y viajó varias veces a Alejandría.
        Efrén (+373 con 67 años), diácono sirio, doctor de la Iglesia, monje en Edesa (Siria) que huyó de su pueblo de Mesopotamia por la invasión de los persas, y vivió en una cueva.

Hoy en día en el rito siriaco, bizantino y copto se celebra también la Transfiguración del Señor en el monte Tabor que celebraba Oriente desde el s XI y en Occidente la puso Calixto III en 1457 como fiesta del Salvador.

Santuario de Ntra Sra de Narek
A 25 km de Beirut está Ntra Sra de Narek, patrona del Líbano. Imagen con los brazos extendidos, querida por los libaneses, sean cristianos o musulmanes. Acuden creyentes de Siria, Jordania, Palestina y Egipto.


La consagración de Alepo a la Virgen de Fátima fue en la Eucaristía concelebrada allí por los obispos y sacerdotes de Alepo y presidida por el Eparca (obispo caldeo) Antoine Audo, sj.


Al drama de la guerra, manifiesta Mons. Audo, se puede responder «con el fanatismo o con la comunión: la Iglesia ha ayudado a optar por la segunda. La fe cristiana es firme y fuerte, y esto genera optimismo, a pesar de que permanecen las incertidumbres y las sombras en lo que concierne al futuro».

sábado, 29 de abril de 2017

CRISTIANOS EN EGIPTO




El papa Francisco hace un viaje pastoral a Egipto estos 28 y 29 de abril donde hoy por hoy los católicos son una minoría pero fue y es tierra de cristianos desde el primer momento. En la Universidad de Al-Azhar se encuentra fraternalmente con "el papa musulmán”, el gran imán Ahmed Al Tayyeb y donde ha habido un Encuentro con 200 líderes religiosos de todo el mundo mundial. La Universidad de Al-Azhar es la segunda que existió en el mundo, después de la marroquí de Fez, Qarawuiyyin. Fundada durante el imperio de los Fatimís, en 970 fue una mezquita que pasó a ser centro de instrucción cultural de los chiís, luego sunní. Hoy es una universidad con más de 300 mil inscritos de todo el mundo con mucho prestigio para los musulmanes sunnitas. San Juan Pablo II también tuvo un encuentro el 24 de febrero del 2000, con Muhammad Sayyid Tantawi y como fruto del mismo se creó un Comité mixto para el diálogo, formado por las religiones monoteístas y el Consejo pontificio para el diálogo interreligioso.

Saludo al llegar a El Cairo
El papa católico Francisco (el 266 sucesor de Pedro) en su viaje a El Cairo y Alejandría, se ha encontrado con el papa ortodoxo Bartolomé I (el 270 sucesor de Andrés) y con el papa copto Teodoro Tawadros II (el 118 sucesor de Marcos) que, en el saludo de bienvenida, afirmó que la Sda Familia estuvo allí tres años. Se dice que María y José, con Jesús recién nacido, vivieron en Assiut, al sur de Egipto, cuando huyeron de Belén de la persecución de Herodes. 

Se dice que después de la visita de Juan Pablo II en 2000, el 17 de agosto, en la iglesia de San Marcos, comenzaron unas apariciones de la Virgen con muchos testigos. El obispo Mina Hanna afirmó que “Esto es una bendición tanto para los musulmanes como para los cristianos. Es una bendición para Egipto”. Fueron aprobadas por el obispo copto Kyrillos VI.
En esta catedral de san Marcos tuvo lugar el encuentro de oración concelebrando Vísperas con los patriarcas, en un mosaico de colores y vestimentas. Fue emotivo el homenaje a los mártires coptos que han sufrido atentados en diciembre último y esta reciente semana de Pascua, de manos de terroristas del EI.
Gregorio III, Patriarca.
Gregorio III Laham, patriarca de Antioquía, Alejandría y Jerusalén, sacó su móvil e inmortalizó el momento.

El emperador Teodosio el 16 junio hizo extensivo para Egipto el decreto que el 24 febrero 391 había dictado para Roma y el 8 noviembre 392 fue decretado de vigencia para todo el Imperio Romano y así quedó declarado el cristianismo como la única religión del Imperio y la oficial.

Francisco y el gran iman Ahmed Al Tayyeb 
Ismael, hermanastro de Isaac, hijo de Abraham con la esclava egipcia Agar, también recibió la promesa divina de ser padre de otro gran pueblo (los ismaelitas, las tribus árabes) y de recibir la bendición protectora de Dios. Sus hijos ismaelitas se establecieron delante de sus hermanos, desde Javilá hasta Sur, frente a Egipto en dirección a Asiria.

Del Martirologio romano actualizado en 2002 se entresaca un largo listado de sant@s egipci@s, sobre todo mártires de todas las edades, varones y mujeres, obispos, monjes y laicos. También una legión de monjes eremitas del desierto.

Marcos, evangelista (+68), hijo de María, la dueña del Cenáculo, compañero de apostolado de Pedro cuya doctrina recoge en su evangelio; también acompañó a Pablo y Bernabé (su primo) en el primer viaje apostólico pero los abandonó en Panfilia para regresar a Jerusalén. Luego Pablo no lo quiso más con él y se fue con Bernabé a Chipre. Dice la tradición que fue el primer obispo de Alejandría (Egipto) y martirizado allí en el año octavo de Nerón. Desde el 976 sus reliquias se “trasladaron” a Venecia.
Afrodisio obispo, el 1º de Béziers en la Galia narbonense (s. I). Era egipcio, gobernador de Heliópolis en tiempos de Cristo y se dice que acogió a la Sagrada Familia camino de Egipto. Viajó a las Galias y evangelizó Narbona. Unos idólatras le cortaron la cabeza.
Pacomio (+348 con 64 años), fundador del cenobitismo, la vida comunitaria de los eremitas pues pensaba que era remedio para evitar las extravagancias de la soledad y del orgullo. Tras su muerte eran unos 2.000 monjes sólo en Alejandría.
Pablo, el primero que inauguró vida eremítica (+342 con 113 años). Nació en el Alto Egipto y murió en el desierto de la Tebaida, al cual huyó por la persecución de Decio, pues no se sentía con fuerzas para soportar los tormentos. Pasó 90 años sin ver a nadie, hasta que lo fue a visitar san Antonio abad, ya anciano también, que se encontró con un anciano centenario que esperaba sonriente la muerte. Se dice que cuando murió, dos leones ayudaron a san Antonio a enterrarlo. Su vida la cuenta san Jerónimo en el 400.
Macario “el viejo” (+391), monje, discípulo de san Antonio, murió en el desierto de Escitia en Egipto tras más de 60 retirado para huir de los peligros del mundo.
Sinclética (+400 con 84 años), virgen en Alejandría, madre del monacato oriental. Fue tal la avalancha que acudió junto a ella que tuvo que renunciar a su preferido retiro e iniciar los primeros monasterios femeninos en Egipto.
Apolinaria, virgen de Egipto, nació en 405, vivió disfrazada de monje varón (Doroteo), lo que no se supo hasta su muerte.
Nilamón (s IV), anacoreta de Egipto, vivió emparedado (encerrado en una celda) en Alejandría. Huyó al desierto para evitar el episcopado.
Isidoro “el hospitalario” (+391), ermitaño en Egipto, fue enviado por san Atanasio a dirigir el hospicio de Alejandría. Pudo ser patriarca de Constantinopla pero estaba enemistado con Teófilo, el de Alejandría, porque éste quería dedicar los bienes eclesiásticos a negociar y en cambio Isidoro donarlos a los necesitados. Y se retiró a Nitria a vivir como ermitaño pero Teófilo incluso allí le perseguía y le acogió san Juan Crisóstomo en Constantinopla.
Antonio o Antón (+356 con 105 años), abad en Egipto, fundador del monacato oriental. Nació en Koma (hoy Menfis), orilla izquierda del Nilo. Vivió 15 años de anacoreta y luego inauguró el estilo comunitario pues le parecía mal la soledad de la vida eremítica. Vivió en el desierto pero atento a los problemas de los cristianos en el mundo; en 311 fue a Alejandría a consolar a los mártires de la persecución de Maximino.
Macario “el grande” o “el joven” (+390 con 98 años). Conocido como “el joven” para distinguirlo de Macario “el viejo”. Siendo sacerdote de Alejandría se retiró al desierto de Egipto y como anacoreta vivió otros casi 60 años más. El obispo le ordenó sacerdote para que pudieran asistir a Misa los numerosos discípulos. Llegó a abad del monasterio de Scete. Hoy también se conmemora otro Macario (el alejandrino), también abad del mismo monasterio de Scete (Egipto) del s V.
Anastasia (+567), virgen de Egipto llamada “la patricia” o “Anastasio el eunuco”. Era muy bella, huyó a Alejandría donde fundó un monasterio. Al enviudar el emperador Justiniano, mandó a por ella pero no la encontraron pues, disfrazada de hombre, había huido al desierto de Escitia donde falleció y al sepultarla en una gruta se descubrió que era mujer y que había preferido la soledad a la gloria de emperadora.
Anastasio “el sinaíta” (+678 con 68 años), monje eremita en Siria y Egipto, luego en santa Catalina del Monte Sinaí donde llegó a abad. Era sacerdote, fue director o hegúmeno de muchos monjes y viajó varias veces a Alejandría.

La lista de mártires es inmensa; muchos de ell@s lo fueron durante la persecución de Diocleciano, la última y la más cruel, a caballo entre el siglo III y el IV.
Ciro (médico), Juan, Atanasia y sus tres hijas, Teotista, Eudoxia y Teodosia. Fileas, obispo de Thmuis, y Filoromo, tribuno de la armada egipcia. Los obispos Pedro, Hesiquio, Pacomio, Teodoro y otros 660. Pedro, fue 16º obispo de Alejandría, fue la última víctima, ejecutado sin juicio, fue decapitado en 312.
Timoteo y Maura, matrimonio joven. Maura se convirtió al ver el martirio de su marido. Isquirión y otros 5 militares. Armenio y Bíblides, su madre. Sofía y sus 2 hijas.
Nicanor, Apolonio, Marciano y comp., fueron emparedados y expuestos al sol hasta morir extenuados de calor, sed y hambre.
Menas o Menna (+288), militar egipcio, copto taumaturgo, mártir en Karm Aba Mina, cerca de Alejandría, es el santo nacional egipcio y en arameo significa “abba” (padre). “Copto” significa “egipcio” y son los cristianos del Patriarcado de Egipto que en 451 se separaron de Roma tras el concilio de Calcedonia. Era centurión en tiempos de Maximiano y se retiró al desierto para anunciar a Cristo entre los idólatras hasta que fue encarcelado, torturado y decapitado. En el s IV su tumba, a orillas del lago Mariut, era frecuentado por peregrinos.

sábado, 18 de febrero de 2017

LOS MOVIMIENTOS POPULARES CRISTIANOS

Para la nueva evangelización



Del 16 al 19 de febrero de 2017 en el Instituto católico de Modesto (California), se realiza el I Encuentro Regional de Movimientos Populares de los Estados Unidos, con la participación de más de 600 personas que representan a distintos movimientos de base.

Este Encuentro continúa con la lucha por los derechos a Tierra, Techo y Trabajo (las 3T) e incorpora migraciones y racismo. Además profundiza en las relaciones y el diálogo entre los movimientos populares participantes (comprometidos con la dignidad humana, la justicia y la paz) y la Iglesia católica de los Estados Unidos.

En este Encuentro se quiere expresar la voluntad del papa Francisco de querer una Iglesia cercana "a todos los sectores de nuestra sociedad. Que la luz del amor al prójimo ilumine la Tierra con su brillo deslumbrante" y pide que "no miren hacia otro lado, cuando de los más débiles se trata o cuando nos cruzamos con las víctimas de la "estafa moral" del hipócrita sistema mundial del "dios dinero".

"Los heridos están ahí, son una realidad", se queja el pontífice. "El desempleo es real, la violencia es real, la corrupción es real, la crisis de identidad es real, el vaciamiento de las democracias es real. Frente a lo cual todos debemos hacernos samaritanos. Tú puedes hacerte prójimo de quien se encuentra en la necesidad", anima el Papa.

Afirmó que ningún pueblo es criminal ni ninguna religión es terrorista. Todos sabernos que en cualquier país hay criminales y que en toda religión hay terroristas, los ha habido y los seguirá habiendo pero son fabas contadas y no hay derecho a encasquillarle el sambenito a ningún colectivo.

Este encuentro regional es continuidad de los Encuentros Mundiales de Movimientos Populares (EMMP) impulsados junto con el papa Francisco y que en la tercera edición, realizada en Roma en noviembre de 2016, concluyó con el documento de las “Propuestas de Acción Transformadora”. Participaron de 170 delegados de 65 países

El Encuentro Regional estuvo convocado por el nuevo Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral del Vaticano que preside el cardenal Turkson, quien pronunció el discurso de apertura. También convocaba la Conferencia Episcopal de los Estados Unidos y la Red Nacional de PICO (People Improving Communities through Organizing).

Asisten y participan en el encuentro, Juan Grabois, argentino, integrante del movimiento Barrios de Pie y de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP Argentina), y Charo Castelló, española, del Movimiento Mundial de Trabajadores Cristianos (MMTC), miembros, a su vez, del Comité organizador del EMMP en diálogo con el Papa.

En Brasil, allá por la década de los 60, nacieron las llamadas “comunidades eclesiales de base” en lugares desfavorecidos y en las favelas. Tienen una estructura con sabor evangélico pues –como diría san Pablo- no hay distinción entre varones y mujeres, entre blancos y negros, entre judíos y gentiles, etc.

Nacieron y crecieron con el espíritu reformador (para mejorar) que el Espíritu proponía a las iglesias a través del Concilio Vaticano II (clausurado en 1965) y el CELAM que tuvo lugar en Medellín (en 1968), con la asistencia del papa Pablo VI y con una decidida opción preferencial por los pobres y un recurrir a las ciencias humanas y sociales para definir las formas en que debe realizarse esa opción.

Se les atribuye ser las raíces de la Teología de la Liberación que tantas sorpresas, disgustos, recelos y anatemas supuso para cierto sector eclesial (eclesiástico) hasta que Juan Pablo II, sorprendentemente, aprobó los dos (no uno) decretos de la Congregación para la Doctrina de la Fe que entonces regía el cardenal Ratzinger. Los dos documentos (Libertatis nuntius y Libertatis conscientia) rompieron esquemas a no pocos pues aplaudía que la verdadera Teología es de Liberación y describía la verdad verdadera de esa característica básica y esencial de la misión del Redentor del hombre, del Verbo hecho carne, de Dios hecho hombre para redimir a la humanidad, para liberarla del pecado y de la muerte.

Donde las parroquias son débiles, las CCB son evidentemente muy importantes para el bienestar religioso y social del pueblo. Entre las parroquias y las CCB puede existir una tensión (saludable) donde las parroquias son –como en la vieja Europa o en el Occidente cristiano- centros administrativos, dedicadas casi exclusivamente a lo sacramental y que se viene intentando corregir en muchos casos. Las CCB, por su parte, son lugares en los que puede hacerse una experiencia primaria de la comunidad, donde fácilmente puede darse el kerigma del que habla el papa Francisco en su encíclica Evangelii gaudium (La alegría del evangelio), o sea el dar a conocer el fundamento del mensaje cristiano que es el amor infinito de Dios a los hombres, manifestado en Cristo Jesús.

En la colombiana Medellín tuvo lugar el II CELAM en 1968 y el III fue en la mejicana ciudad de Puebla (enero de 1979), al que Pablo VI no pudo asistir pues falleció aquel 6 de agosto de 1978 y acudió el recién papa elegido Karol Wojtyla, que tomó el nombre de Juan Pablo II. En Aparecida fue el CELAM de 2007 y otra vez en 2014 al que acudió el papa Francisco.

Pablo VI por entonces publicó su gran exhortación sobre la evangelización, en la que advertía frente a las comunidades antijerárquicas, pero al mismo tiempo daba la bienvenida a las que eran verdaderamente eclesiales, estableciendo las condiciones bajo las cuales podían realmente ser una «esperanza para la Iglesia».

Juan Pablo II, en una carta al episcopado brasileño el 9 de abril de 1986, dejó escrito: "La teología de la liberación es, no sólo oportuna, sino útil y necesaria". Y en su exhortación possinodal La vocación y misión de los laicos (1988), propone criterios para discernir entre los grupos de laicos y para reconocer en ellos la verdadera eclesialidad con unos criterios que reflejan una eclesiología y un punto de partida diferentes de los de la mayoría de las CCB.

En 2004 Gerhard Ludwig Müller que en 2012 fue designado prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, y el padre Gustavo Gutiérrez –uno de los fundadores de la TL- publicaron el libro en coautoría Pobre y para los pobres.
Müller reconoce que la Teología de la Liberación comenzó en el Concilio Vaticano II (1962 – 1965), con la constitución pastoral Gaudium et Spes (1965), "que contiene una nueva definición de las relaciones entre la Iglesia y el mundo. La Teología de la Liberación era una gran aplicación de este documento de la Iglesia a la situación de América Latina".

La lucha por los derechos civiles para los negros de Estados Unidos fue liderada por Martin Luther King (+1968 con 39 años) y en Sudáfrica se desarrolló en la lucha contra el apartheid. En Asia aparece la teología "minjung" (en coreano: de la masa popular), y en Filipinas la teología campesina.

La TL tiene diversas ramas por las diferentes aplicaciones que ofrece la "lucha de clases", o la noción de "pueblo" que dio lugar a la rama conocida como Teología del pueblo (de la que dicen los expertos que es la que vive el papa Francisco), la influencia de las experiencias democráticas latinoamericanas, el feminismo y las cuestiones de género que dio lugar a la teología feminista, el racismo, etc.

La Teología de la Liberación reconoce sin paliativos los derechos del pobre que son derechos de Dios (Éxodo 22, 21-23, Proverbios 14, 31; 17, 5); Jesucristo ha elegido ser pobre y atender a los pobres (Santiago 2, 5) y por tanto es él quien ha hecho la opción preferencial por los pobres para salvar a todos. Jesucristo se identificó con los pobres (Mateo 5, 3) y claramente dijo que quien atiende a un pobre, es a él mismo a quien está tratando. Él mismo dijo que esa relación será el criterio principal del Juicio Final (Mateo 25, 31-46).

La TL reconoce que los pobres son víctimas de un pecado social, un pecado estructural colectivo, cometido por las estructuras políticas o financieras, de acciones y omisiones, que promueven y mantienen la opresión, la injusticia y la explotación. Se trata de un pecado que va más allá de los pecados individuales y se transforma en una situación de pecado.

sábado, 11 de febrero de 2017

HACIA LOS 500 AÑOS DE LA REFORMA

Lo importante es no pararse



Cada 14 de febrero, aparte de ser san Valentín, patrono de los enamorados, se celebra la memoria de Cirilo y Metodio, a quienes Juan Pablo II nombró co-patronos de Europa junto a san Benito con la carta apostólica de 1980 Egregiae virtutis, inspirado –escribió él mismo- por la firme esperanza de una superación gradual en Europa y en el mundo de todo aquello que divide a las Iglesias, a las naciones y a los pueblos.

A ellos dos les dedicó otra segunda carta apostólica Slovarum apostoli, en mayo de 1995, en la que destacaba la delicadeza evangelizadora que tuvieron pues no impusieron a los eslavos siquiera la lengua fuerte de entonces, el griego. Por ello, y otros detalles más, se les puede considerar modélicos en el diálogo ecuménico entre los diversos cristianos para superar todo aquello que divide a las iglesias.

El sano ecumenismo está teniendo en cuenta la conmemoración del 500 aniversario del inicio de la Reforma luterana, desde el pasado octubre hasta el próximo de este 2017, pero ha vuelto a rebrotar (mala yerba nunca muere) el temor en algunos de que, a raíz del Concilio Vaticano II, lo que se hace es protestantizar la Iglesia católica. Cirilo y Metodio fruncirán el ceño, seguro. Esos creen que hay que imponer, caiga quien caiga, todo lo romano, incluido el latín; ¡solo faltaría! Ya se levantó polvareda a raíz, por ejemplo, del Misal de Pablo VI en 1970 pues las nuevas plegarias eucarísticas, sobre todo la II, les parecían de corte luterano.

Estos anti se aferran a la exacta observancia de los ritos y se creen que son fieles al Evangelio. A Jesús le hicieron la vida imposible los fariseos, los ancianos y los sacerdotes del templo de Jerusalén porque no observar los preceptos ilógicos, inhumanos o antidivinos, no guardar el sábado, no ayunar ni exigirse y exigir a sus discípulos, no lavarse las manos antes de comer, andar con pecadores, publicanos y gentes de mal vivir, etc.. Jesús no era esclavo de las tradiciones de los mayores que en su mayoría eran pura hipocresía y legalidad. Prejuicios farisaicos. Mentes cerriles. Corazones de piedra. Y no solo están en esa sospecha los lefebrerianos o los franciscanos de la Inmaculada, fundados precisamente en ese 1970.

El pasado octubre opiné sobre el viaje del papa Francisco a Lund, Suecia, aceptando la invitación a participar en la ceremonia ecuménica para la apertura de la celebración del 500 aniversario del inicio de la Reforma luterana.

También en junio de 2010 colgué otros dos y uno sobre: «Un clamor para la reforma // Motivos para el disgusto // Por lo menos ahora ya hablamos».

Jobst Schöne
El pastor de la iglesia Evangélica luterana independiente, alemán ya retirado y con 85 años, Jobst Schöne, ha ofrecido una entrevista a la publicación española aceprensa, en la que manifiesta su opinión sobre el devenir de lo luterano y sobre el camino ecuménico dado desde el Concilio Vaticano II. Lo que dice me rompe esquemas al afirmar cosas reales pero hasta ahora eran para mí desconocidas por estar silenciadas. Por ejemplo que Lutero nunca negó el sacramento de la confesión y él mismo solía hacerlo con frecuencia, también después de aquel octubre de 1517. Que Lutero luchó con pasión por defender la presencia real del Cuerpo y la Sangre de Cristo sobre el altar, opinando que desaparece tal presencia terminada la comunión del celebrante y de los presentes. Las formas consagradas en la Misa que no se hayan distribuido, se consumen en el altar o en la sacristía. No tienen la reserva en el sagrario. Creo que de esto nunca oí nada en las clases de Religión que recibí durante 6 años de Bachillerato en un colegio confesional.

Juan Pablo II, en su visita pastoral a Alemania, en junio de 1996, manifestó en la catedral de Paderborn: “La demanda de reforma de la Iglesia que hacía Lutero, en su intención original, era una llamada a la penitencia y a la renovación, que deben comenzar en la vida de toda persona. Muchos son los motivos por los que, desde aquel comienzo, se llegó a la separación. Entre éstos se halla la no correspondencia de la Iglesia católica a la voluntad de Cristo, de la que se había lamentado el papa Adriano VI con palabras conmovedoras, el influjo de intereses políticos y económicos y también la misma pasión de Lutero que lo arrastró mucho más allá de sus intenciones iniciales”.

Lutero no fue la única voz que reclamaba reforma; cada vez va estando más claro, y lo ha recordado el papa Francisco hace pocos días, que Lutero no quiso romper la Iglesia y fundar una nueva, sino simplemente reformar la que estaba corrupta. Una reforma venía siendo pedida por una multitud de santos, incluso tres siglos antes pues desde mediados del XV todo el mundo clamaba por ella.

Juan Pablo II, como ahora Francisco y antes Benedicto XVI, impulsó los contactos entre el Consejo Pontificio para la Unidad de los Cristianos y la Federación Luterana mundial que en 1997 concluyeron con una Declaración conjunta sobre la justificación firmada en otoño de 1999. El Cardenal Cassidy declaraba entonces que este hecho era “un hito en el camino hacia el restablecimiento de la plena unidad visible”.

En febrero 2010, con Benedicto XVI,  tuvo lugar un encuentro sin precedentes en Roma para conmemorar los 40 años de diálogo con una declaración común de católicos, luteranos, reformados, anglicanos y metodistas.

Además Benedicto XVI también participó en el culto de Christuskirche en el templo de la iglesia evangélica luterana de Roma, en la Via Sicilia. La invitación fue hecha en 2008 para celebrar juntos los 25 años de la visita de Juan Pablo II en 1983 en la que participó a su vez en la conmemoración del 500 aniversario del nacimiento de Martín Lutero.

Benedicto XVI recibió una delegación de la Iglesia Evangélica Luterana en América, Iglesia fundada en 1988 y que tiene más de 4 millones de fieles. El Papa hoy emérito expresó su satisfacción por los resultados alcanzados hasta entonces por el diálogo luterano-católico y auguraba que pudieran representar una sólida base sobre la que construir en el futuro. “Desde el inicio de mi pontificado, me ha alentado que las relaciones entre católicos y luteranos hayan seguido creciendo, especialmente a nivel de colaboración práctica en el servicio del Evangelio”, confesó a sus huéspedes.

Y en esa ocasión recordó lo que dijo Juan Pablo II, en el discurso a los obispos luteranos en 1985: "Ustedes son bienvenidos aquí. Alegrémonos de que un encuentro como éste puede tener lugar. Hagamos el propósito de estar abiertos al Señor para que pueda utilizar esta reunión para sus propósitos, para lograr la unidad que él desea. Gracias por los esfuerzos que estáis haciendo para la plena unidad en la fe y la caridad".

El papa Francisco acaba de recibir en el Vaticano otra vez a una delegación de los evangelistas alemanes este pasado 6 de febrero y ha dicho: La llamada urgente de Jesús a la unidad nos interpela (…) Les deseo ir hacia delante en este bendito camino de comunión fraterna, yendo con coraje y decisión hacia una unidad que sea cada vez más plena. Tenemos el mismo Bautismo: debemos caminar juntos, ¡sin cansarnos!

Sobre la división causada por la Reforma, Francisco señaló que aquella llamada a la renovación lamentablemente cristalizó en divisiones alimentando la hostilidad y siendo ávidos en luchas, fomentadas por intereses políticos y de poder –como ya dijera en su día Juan Pablo II-, incluso no han tenido escrúpulos en usar la violencia hermanos contra hermanos.

Francisco recordó otra vez que ahora la relación entre ambas confesiones es distinta y pidió “confirmar nuestra llamada sin retorno a testimoniar juntos el Evangelio y a proseguir en el camino hacia la plena unidad”.

viernes, 3 de febrero de 2017

LA ORDEN DE MALTA LLAMADA AL ORDEN

Crisis en la Orden militar – religiosa y humanitaria.


El gobierno de la Orden de Malta, en una conferencia de prensa ayer jueves 2 de febrero de 2017 en Roma, señaló que el nombramiento de un delegado pontificio “no es una interferencia en nuestra soberanía” porque “nuestras relaciones soberanas están al servicio de la Iglesia”. Además “la intención del Papa es de reforzar nuestra misión y no de debilitarnos”.

El papa acaba de nombrar delegado pontificio plenipotenciario a Angelo Becciu, el número tres del Vaticano, el Sustituto de la Secretaría de Estado, alineado sin fisuras con Francisco y sus reformas y que cuenta con una gran experiencia en gestión de conflictos. Su objetivo: limpiar la institución y ponerla en total sintonía con Roma.

El gran canciller de la Orden de Malta, Albrecht Boeselager, destituido y repuesto, había declarado que “Esta crisis será algo efímero en nuestra historia si pensamos en la situación migratoria actual y a los miles de inmigrantes en condiciones desesperadas, porque a dos horas de Roma vive gente en tiendas y con temperaturas bajo cero”.

Desestimaba así la polémica que se ha creado en la Orden ante la conducta del órgano de gobierno instigado por el cardenal protector Burke, recientemente nombrado por Francisco, y que conforma el cuarteto de cardenales inmovilistas y fundamentalistas que han arremetido contra el papa, sobre todo con motivo del documento postsinodal “La alegría del amor”. Tachan al papa de hereje y dicen que lo emplazarán a rectificar o a dimitir.

La polémica en torno a la Orden de Malta partió el 14 de diciembre de 2016, cuando el gran Maestre, fray Matthew Festing, con el voto del Soberano Consejo, nombró a John Edward Critien como Gran Canciller interino, destituyendo así a Albrecht Freiherr von Boeselager.

La Orden de Malta y Benedicto XVI
Se dice que el motivo de la destitución era la distribución de preservativos en unos programas humanitarios en países pobres, los cuales fueron suspendidos inmediatamente aunque era más complicado en Birmania y en Myanmar, por eso llevó más tiempo.

La Santa Sede nombró entonces una comisión para profundizar las motivaciones de la destitución, a lo que la Orden se opuso tachando de ingerencia indebida del papa. A continuación, el 25 de enero el Gran Maestre de la Orden de Malta, Frey Matthew Festing, a petición de Francisco, presentó su dimisión y se ha restituido en el cargo al destituido Boeselager.

Festing y Burke
Parece que el papa Francisco, en una carta del pasado 1 de diciembre al cardenal protector de la Orden, Raymond Burke, le ha pedido que se eche a los masones que hay entre los caballeros.

El final de este episodio crítico se perfila con unas próximas elecciones dentro de los tres meses después de la dimisión del gran Maestro Festing, o sea probablemente a mitad de abril.

Como escribí en el post de octubre de 2010, el título oficial es la Soberana Orden Militar y Hospitalaria de san Juan de Jerusalén de Rodas y de Malta. Surgió por la conversión de la Orden de los Hospitalarios cuando se instalaron en Malta, retrocediendo del Islam que echaba a los cristianos en 1291. Echados de Jerusalén, retrocedieron a Chipre y más tarde a Rodas hasta que Solimán el magnífico en 1522 sitió Rodas con 200 mil hombres durante seis meses. La Orden capituló y se retiró a Malta, cedida –con otras cuatro islas- por el emperador Carlos I de España y el consentimiento del papa Clemente VII.

A la Orden pertenece el rey Felipe VI de España y su padre D. Juan Carlos. Felipe se reunió con el gran Maestre Festing en la Zarzuela el pasado diciembre. La prensa no se hizo eco pues era secreto de Estado.

Su sede central se encuentra en Roma, en la Via dei Condotti, cerca de la Plaza de España. Ese edificio y el Palacio en el Aventino, una de las 7 colinas de Roma, que funciona como su embajada ante la Santa Sede e Italia, tienen estatuto de extraterritorialidad. La Orden viene a ser un Estado soberano sin territorio y lógicamente no faltan detractores porque opinan que su reconocimiento internacional no es más que un vestigio pintoresco del pasado.

Como dice su embajador en España, Jean-Marie Musy, la Orden de Malta es la ONG más longeva de la Historia: coordina a 25.000 médicos y enfermeras, tiene 80.000 voluntarios y entre sus joyas está el hospital de San Juan Bautista en Roma y la maternidad de la Sagrada Familia en Belén donde han nacido 57.000 niños palestinos desde 1990, y que cuenta con unidades móviles de pediatría que recorren las aldeas ayudando a los recién nacidos y a las madres. En total, la institución sostiene o gestiona directamente 20 hospitales, miles de clínicas y cientos de unidades móviles que se desplazan enseguida a zonas de guerra o de catástrofes bajo la bandera de la agencia humanitaria «Malteser International», muy activa estos meses en la ayuda a las víctimas y a los refugiados de la guerra civil en Siria..

La Orden se financia a través de las cuotas de sus miembros, de generosas donaciones y cada embajador mantiene la sede con su fortuna personal. Católica hasta la médula, sus miembros “están dedicados al ejercicio de las virtudes y caridad cristiana y solo se es admitido por invitación, entre personas de moralidad intachable y práctica católica”, según rezan sus estatutos.

Sus miembros son de la nobleza europea permitiéndoselo a algunos aristócratas y el papa Benedicto XVI fue una de las excepciones al dejarle ingresar sin tener ese rango civil. 







Otra excepción reciente es el guineano cardenal Robert Sarah, ahora prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, que ha sido admitido en la Orden con rango de Caballero Bailío Gran Cruz de Honor y Devoción.

lunes, 31 de octubre de 2016

CRISTIANISMO EN SUECIA

Con la visita del papa Francisco


Francisco acude el 31 octubre y 1 noviembre. Ya estuvo Juan Pablo II en su gira luterana en junio 1989 cuando recorrió Noruega, Islandia, Finlandia, Dinamarca y Suecia. Estuvo en el encuentro con los obispos de la Iglesia nacional danesa, en la residencia del obispo luterano de Roskilde. 


Catedral de Nidaros
En Noruega tuvo el encuentro en la catedral luterana de Nidaros, en Trondheim. En Estocolmo no fue recibido como jefe de Estado por parte del rey sueco y le dieron la bienvenida mandatarios de segundo rango.

En un ángelus de junio de 1998, el papa polaco manifestó su satisfacción por la declaración conjunta de católicos y luteranos sobre la Doctrina de la Justificación o la salvación de los hombres. Eso era una de las prioridades de Lutero y tanto los luteranos de estos siglos posteriores como los católicos han ido corrigiendo su postura.

Benedicto XVI, en la Iglesia luterana de Roma manifestó que la conmemoración conjunta (de esos 500 años de la Reforma) podría ser la ocasión para un mutuo mea culpa.

Gregorio VII, fue el primer papa en intervenir directamente en los asuntos suecos con dos cartas dirigidas al rey Inge, en 1080 y 1081, invitándole a enviar embajadores y contribuciones a Roma.

Olaus Petri
En 1530 después de la Reforma Protestante, Olaus Petri, seguidor de las ideas de Lutero, llevó a cabo la separación entre la Iglesia y el Estado sueco, al mismo tiempo que abolió la autoridad de los obispos católico romanos.

Con la liberalización religiosa de finales del siglo XVIII, los seguidores de otras religiones, incluyendo el judaísmo y el catolicismo romano, pudieron vivir y trabajar abiertamente en el país y para los luteranos suecos el cambiarse de religión fue ilegal hasta 1860. El derecho a permanecer fuera de cualquier institución  o comunidad religiosa fue establecido en la Ley de Libertad de culto de 1951.

a su llegada a Suecia
Hoy día, la comunidad católica es una única con un solo pastor, un único obispo, el fraile carmelita descalzo Anders Arborelius. Con las 26 iglesias que forman el Consejo Ecuménico de Suecia, los católicos colaboran sobre todo en asuntos sociales, a favor de los refugiados que llegan de Siria y Eritrea, etc. Pueden usar iglesias luteranas sin ningún problema allí donde no hay templo católico.

La historia presenta un@s cuant@s suec@s en el santoral de los que hago un apunte.

san Oscar
         San Oscar, Ansgario o Anskar (+865 con 64 años), benedictino francés misionero, apóstol de Suecia y Dinamarca donde fue llamado por el rey danés Harald, recién convertido. Fue obispo de Hamburgo y después del saqueo de esa ciudad por los vikingos, fue delegado papal para los países nórdicos. (3 febrero).

         San Ulfrido (+1020), obispo de Suecia, mártir por haber derrocado una estatuta del dios Thor (18 enero).

         San Eskil o Esquilo (+1038), fue obispo de Strängnäs, Suecia, mártir, misionero inglés que evangelizó Södermanland en dos etapas. La 2ª fue durante el reinado de Suenón el sanguinario, pagano y nada tolerante. Fue apedreado durante unas fiestas paganas en honor de los dioses a la que él quiso evitar la asistencia de cristianos (12 junio).

         San Sigfrido (+1045) con otros misioneros ingleses, aunque otros dicen que era alemán, fue enviado a evangelizar Escandinavia. Fue obispo de Växjö, Suecia y bautizó al rey Olav (15 febrero).

         San David (+1082). Benedictino inglés que, tras la muerte de san Sigfrido, se lanzó a evangelizar Suecia donde fundó la abadía de Sinenga (Munkathorp). Luego fue el primer obispo en Vadstena o Västeräs. Tuvo culto hasta la Reforma (15 julio).

         San Botvido (+1100), era comerciante sueco, laico, mártir. Comerciando en Inglaterra se convirtió y regresó a evangelizar en Söndermanland logrando muchas conversiones. Liberó a su esclavo vendo una vez instruido, converso y bautizado pero en Ragö lo asesinó (28 julio).

         Santa Elena de Skovde (+1160), dama de la alta sociedad sueca que al quedarse viuda vivió dedicada a la religión. Se la acusó del asesinato de un yerno suyo que maltrataba a su hija. Para calmar las cosas se fue a Tierra Santa pero al regreso fue asesinada por lo que se la tiene como mártir (31 julio).

         San Eric IX Jedvarson (+1161), rey sueco, mártir y patrono de Suecia hasta la Reforma en el siglo XVI. Quiso cristianizar con san Enrique de Upsala la conquistada Finlandia. Favoreció a la Iglesia y sacó a la mujer sueca de la esclavitud en que vivía hasta entonces. En guerra con Dinamarca, estando en Misa, no quiso acudir a la batalla hasta que no terminara. Falleció en ese combate y sus restos fueron llevados a Upsala (18 mayo).

         San Jacinto (+1257 con 72 años), fraile dominico natural de Silesia, que siendo canónigo y vicario general de Cracovia, conoció a los dominicos en Roma. El propio Domingo le envió a Polonia para establecer allí la Orden y cristianizar a los prusianos, aún paganos mientras actuaban los caballeros teutónicos por encargo del Papa. Evangelizó Suecia, Dinamarca, Gotia, Noruega y Escocia, resonando su palabra por Rusia y llegando hasta el Mar Muerto (15 agosto).

         San Brinulfo o Brinolfo (+1317 con 77 años). En París fue alumno de Tomás de Aquino y vuelto a Suecia fue deán del cabildo de Linkoping y luego obispo de Skara (6 febrero).

         Santa Brígida (+1373 con 70 años). Nacida en Upsala y una vez viuda con 41 años, se hizo cisterciense pero a los 3 años fundó la Orden del Santísimo Salvador, las “brígidas”, falleció en Roma en donde vivió muchos años con su hija Catalina. Sus restos, pasando por Czestochowa, fueron trasladados por esa hija suya al monasterio sueco que fundara en Vadstena, en la orilla derecha del lago Vättern. La Virgen se le apareció y la imagen de Ntra. Sra. la Hermosa está en este convento, convertido enseguida en el más importante santuario mariano de ese país. Juan Pablo II lo visitó en 1989 e invocó a Brígida el camino de la unidad. El papa Wojtyla la proclamó Patrona de Europa con Catalina de Siena, Edith Stein, Benito, Cirilo y Metodio y Benedicto XVI glosó su figura (Aud Gral 101027) en una catequesis de los miércoles (23 julio).

         Santa Catalina de Suecia (+1381 con 50 años). Hija de santa Brígida, vivieron juntas en Roma 25 años cuidando pobres y enfermos. Una vez viuda falleció su madre que se la llevó a su tierra natal para enterrarla en el monasterio en la orilla derecha del lago Vättern (Vadstena). Luego ingresó en él y volvió a Roma durante 5 años para el proceso de canonización de su madre y la aprobación de la Orden del Salvador (las brígidas) que fundara su madre (24 marzo).

         Santa Mª Úrsula de Jesús (+1939 con 74 años), ursulina en Cracovia que al estallar la I Guerra Mundial, en 1914, emigró a Suecia y luego a Dinamarca donde transformó su convento autónomo en la Congregación de Hermanas Ursulinas del Sagrado Corazón de Jesús Agonizante, que se extendió por Dinamarca, luego por Rusia Polonia y Francia. Modelo de ecumenismo en esas tierras y creadora de un nuevo estilo de vida religiosa. Canonizada en 2003 (29 mayo).

Elizabeth Hesselbald
Santa Elizabeth Hesselbald (+1957 con 87 años), enfermera sueca que se convirtió al catolicismo y fundó la Orden de Santísimo Salvador de Santa Brígida, conocidas como Hermanas brigidinas. Era tenida por la "Segunda Brígida". Los judíos la consideran "Justa entre las Naciones" por su labor a favor del pueblo judío durante la II Guerra Mundial. Además, propició el diálogo interreligioso y luchó contra el racismo. Beatificada en 2000, fue canonizada en 2016 (24 de abril).

Virgen Ausros Vartai
Cuando en 1702 los suecos ocuparon Vilnius, prohibieron la veneración pública de la imagen de la Virgen Madre de Misericordia de Aušros Vartai (La Puerta de la Aurora), la protectora de Lituania que celebran cada 16 de noviembre.

         La Virgen de Czestochowa en 1655 fue aclamada Reina de Polonia tras la victoria de 300 polacos sobre 12.000 suecos el 3 de mayo por el rey Jan Casimir.