lunes, 12 de septiembre de 2011

Nuevas realidades eclesiales (2)


Cooperatores veritatis. Pobres de la Madre de Dios
La Comunidad Cenáculo
Opus Ecclesiae
La Legión de María
La Legión de Cristo
=================


Cooperadores de la verdad. Pobres de la Madre de Dios

Recogiendo las indicaciones de la Congregación de Institutos de vida consagrada y Sociedades de vida apostólica, el 8 de septiembre próximo es erigida canónicamente la nueva Congregación de derecho diocesano iniciada por los 22 religiosos que dejan de ser “escolapios”. Para la nueva fundación han elegido uno de los lemas de Benedicto XVI: cooperatores veritatis (cooperadores de la verdad).

En la catedral de Valencia en la ceremonia para ser erigida la nueva Congregación diocesana
El arzobispo de Valencia acoge este grupo de 4 jubilados, 5 seminaristas y 13 más que prefieren seguir el carisma de los “kikos”; el Vaticano les pidió que decidieran si una cosa (escolapios) u otra (kikos) pues son sensibilidades diferentes. Van a seguir con su tarea educativa entre los niños y los jóvenes pero necesitan un centro educativo que han solicitado al arzobispado valentino y a la Consellería de Educación de esa Generalitat.

        En paralelo ha nacido la organización civil “Fundación Pietas et litterae”, registrada en la Consellería de Justicia, constituida por familias vinculadas a estos religiosos y que no pertenecen a ninguna iniciativa de grupo o movimiento eclesial. El lema “piedad y letras” es uno de los de san José de Calasanz, fundador de los “escolapios”.

La Comunidad Cenáculo

Es una asociación internacional fundada en Italia por la Hermana Elvira Petrozzi en 1983. El 30 de mayo de 1998, en la solemnidad de Pentecostés, el obispo de Saluzzo, entonces monseñor Diego Bona, la reconoció como "Asociación Privada de Fieles". En Saluzzo, una ciudad en la provincia de Cúneo (Piemonte), en el noroeste de Italia, se encuentra la «Casa Madre» de la Comunidad.

Elvira saludando a Benedicto XVI
Juan Pablo II les dirigió unas palabras en su peregrinación a Roma en el Año Jubilar del 2000: “El Papa está con vosotros –dijo-, aprecia vuestra obra y os recuerda en su oración. No os desaniméis ante las dificultades. Que la cruz sea vuestro apoyo y que en Cristo, muerto y resucitado, encontréis el estímulo constante para perseverar en el camino emprendido, de forma que seáis testigos de esperanza en la sociedad” (cf. Juan Pablo II, Audiencia 16-02-2000).

La Comunidad Cenáculo utiliza un método en la vida en fraternidad, a través del trabajo manual y la oración. Colaboran voluntarios, consagrados y familias que viven y trabajan a tiempo completo y en total gratuidad al servicio de esta obra. En enero de 2001 fue ordenado el primer sacerdote de la Comunidad.

Actualmente tiene 56 comunidades en distintos países del mundo, entre ellos los Estados Unidos, México, Brasil, Perú, Argentina, Italia, Bosnia y Herzegovina, Croacia, Eslovenia, Polonia, Austria, Francia, Inglaterra, Irlanda, Rusia y Eslovaquia.

El 2 julio 2011 se abrió la primera casa en España, en la rectoría de la parroquia de Fogars de Montclús, provincia de Barcelona, dedicada a rehabilitar drogodependientes. 
Fue inaugurada por Monseñor Josep Àngel Sáiz Meneses, obispo de Terrassa, tras las gestiones del párroco, Ignasi Fuster, que consultó la cuestión a la feligresía diseminada de la parroquia y a las autoridades locales. El proceso culminó con la firma de un convenio de cesión, entre la parroquia y la Comunidad Cenáculo.




La Obra de la Iglesia (Opus Ecclesiae)

Es uno de los nuevos movimientos que el Espíritu suscitó en el s XX, fundado por la Madre Trinidad de la Santa Iglesia, nacida en 1929 en Dos Hermanas, Sevilla. Durante 12 años trabajó como dependienta de un comercio y el 18 de marzo de 1959 inició una nueva vida, convirtiéndose en apóstol que descubre la necesidad de presentar el verdadero rostro de la Iglesia. Es imposible enmarcar su obra en ninguna forma canónica y en 1997 se reconoce su singularidad y la aprobación pontificia como institución de Derecho pontificio.

En esta Obra caben sacerdotes, laicos, consagrados, no consagrados, matrimonios, jóvenes y niños. Una Obra, una misión, un solo fin, que cada uno persigue dentro de su propia vocación, estado o condición, conformando esa legión de almas que, al lado del Papa y de los obispos, les ayuden a realizar la misión que el Señor les encomendó.

Desde 1963, la Madre Trinidad ha abierto 40 casas en España y en el extranjero. Hoy día la Obra está compuesta por 2.000 miembros, entre ellos casi 80 sacerdotes. Es llamativo el hecho de las vocaciones que ha despertado entre los jóvenes.

Madre Trinidad vivía en Roma y, estando enferma, fue visitada por Juan Pablo II el 15 diciembre de 1996.

La Legión de María

Nació en Irlanda en 1921 fundada por Frank Duff (+1980 con 91 años). Además de difundir la devoción mariana, los escritos de su fundador ayudan a comprender mejor el papel de la Virgen en la economía de la salvación. Es una asociación para laicos, con unos diez millones de miembros y millones de auxiliares, que rezan en 125 lenguas distintas; a diario rezan el cántico mariano del Magníficat, el que María pronunció en casa de Isabel en respuesta a su saludo y que fue a la vez una declaración de ser la Madre de Dios mientras su hijo Juan brincaba en su vientre.

Funciona con reuniones semanales de grupo y un acto apostólico semanal, dedicando a ello al menos 2 horas. Portarse bien en casa, en el colegio o en el trabajo, realizar ejercicios de piedad, etc., no constituye un trabajo legionario; todo esto tiene que hacerse por añadidura, porque, sin ello, todo lo demás sobraría. Fuera de lo indicado, cualquier otro trabajo puede servir como labor legionaria, pero debe ser señalado por el grupo.
No es labor de la Legión el socorro material (dinero, ropas, comidas, etc.) y así imitan a los apóstoles que prefirieron dedicarse a la oración y predicación, eligiendo a otros para esas tareas (Act 6, 2).

La Legión de Cristo

Conocidos como los "legionarios", es una Congregación religiosa fundada en la primera mitad del siglo XX en México. Intrínsecamente hay una Congregación femenina y Regnum Christi para los laicos. Tras la muerte del fundador en 2005, la institución sufrió una embestida tremenda ante la doble vida llevada por el fundador pero la sinceridad de sus miembros, su humildad y santidad de vida hará que amaine la tormenta y la poda posible que haya permitido Dios será para que den más fruto. En su momento intervino Benedicto XVI que nombró al Cardenal Velasio de Paolis para dirigir la situación hasta que las aguas vuelvan a su cauce. 

Este Delegado Pontificio de la Legión de Cristo, Cardenal Velasio de Paolis, decidió en octubre de 2012 que el Padre Sylvester Heereman, alemán de 38 años de edad, hasta entonces Vicario General de los Legionarios de Cristo, asumiera las funciones del Director General, Padre Álvaro Corcuera, a quien se le otorgó un periodo de descanso por motivos de salud. Las dificultades de estos años, desde que fue nombrado en 2005, han supuesto un deterioro notable y de seguir así podría ponerse en peligro.
No se trata de una dimisión del oficio, ni del nombramiento de un director general sustituto, sino de un tiempo de descanso solicitado y concedido al director general, que cesa en sus funciones hasta el próximo Capítulo general que tenían previsto para finales de 2013 o principios de 2014 en el que se elegirían los nuevos superiores del Instituto y se aprobarían las nuevas constituciones que, por voluntad de Benedicto XVI, estaban en proceso de revisión.
ya con el papa Francisco ha tenido lugar el Capítulo general y la aprobación de las nuevas constituciones que corrigen las anteriores con sentido común y humanidad cristiana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada